the doors

Mediados de los 60 – Los Beatles ya eran lo máximo y los Rolling Stones empezaban a viajar en limos sin obtener satisfacción – Época en que Janis Joplin, los Gratfull Dead, The Eagles y un nutrido grupos de solistas y bandas irrumpían en la escena musical norteamericana en plena gestación del Flower Power. La psicodélica lisérgica y la oposición a la guerra de Vietnam que tendría su apogeo en el Bustock de 1969 eran protagonistas, y la era casi una certeza que en esa conmocionada década alguno de todos los grupos de la costa oeste dejaría marcado a fuego su paso por la historia del rock..
Faltaban unos años para el Paris del 68 y los jóvenes norteamericanos sabían que todo lo que pasaba comenzaba en California. En este estado se cruzaban básicamente dos tipo de jóvenes: los surfistas despreocupados y los universitarios comprometidos con ciertas causas intelectuales que tuvieron su génesis en la literatura de los llamados poetas beats. En ese contexto aparecía un grupo que llevaría el nombre en honor al libro de Aldous Huxley: Las Puertas de la Percepción. O según otros por un párrafo de un libro de William Blake del cual Morrison era ávido lector.
Los cuatro estudiaban cinematografía en la UCLA: Ray Manserik, 10 años mayor que el resto de los integrantes había llegado a Los Ángeles desde Chicago sin saber que el sonido de su Hammond sería la característica más relevante de lo que iba ocurrir luego.Corría el año 1965, Jim Morrison le propone formar una banda a la que luego se sumarian Desmore y Krieger. The Doors aparecía en escena.
Doors sabía que era la ciudad L.A. donde debían estar, y tocando en el circuito de bares pasaron dos años hasta que firmaron su primer contrato con el sello discográfico Electra. El álbum The Doors tenía la base de la canciones que harían historia en su corta carrera: Break on Trough, Alabama Song y la canción que los haría conocidos en todo el planeta luego de su presentación en televisión: Light me Fire.
El mundo ya había masticado la psicodélica, los escenográfos, artistas plásticos, literatos, directores de cine, escultores, poetas urbanos y simples televidentes: sabían, con más o menos compromiso, que la onda pop ahora pasaba por esa atmósfera de surrealismo, para algunos incautos, y de simple efecto LSD para aquellos que conocían la asociación de las nuevas drogas sintéticas con la estética psicodélica. Así que por entonces todos estaban listos y preparados para ver a un chico apuesto que hacia superar a todas las chicas con su actitud de poeta renegado y despertaba la admiración de los chicos por tener la imagen de un rockero de carretera. Todo en equilibrio, todo ideal, todo perfecto: todo menos Morrison que concierto a concierto iba buscando sus propios limites.
Las giras se volvieron noticia en todos los puntos de Estados Unidos, la imagen de Morrison, sus viajes astrales sobre el escenario, su aspecto de poeta sensible y distante, y la atmósfera de The Doors crecían como crecen los mitos. De fiestas con la crema de la movida artística encabezada por Andy Warhol hasta los escándalos provocados por Morrison en los conciertos hicieron que el grupo estuviera muy pronto en la cima.
Todo junto y en poco tiempo: Light my Fire había llegado al Top One de Estados Unidos y todos esperaban el segundo disco de la banda. Así fue que en el año 1968 The Doors volvía a grabar para poner “Strange Day” en las bateas. El álbum no decepcionó y quizás una de los temas que más trascendió fue “People Strange”.
En el 1968 salía un tercer disco llamado “Waiting for the Sun” del cual saldría otro número uno: “Hello I Love You”.A esa altura The Doors estaba listo para encarar su gira europea y todo fue bien hasta la vuelta.Doors saca su cuarto disco: “The Soft Parade”, allí Whishful Sinful y Touch Me destacan como magnificas canciones, pero Jim Morrison tenía cada vez más exposición y más responsabilidades, un concierto en Miami fue el detonante: Morrison es detenido en plena actuación y procesado por "apología de las drogas, actitudes obsenas, blasfemia y desorden publico". Para muchos era el final anunciado en aquel The End de su primer disco.
Doors parecía terminado, Jim Morrison se dedicaba a escribir poesía y el resto del grupo lo presionaba para volver al trabajo. La banda gana y sale en 1970 “Morrison Hotel” un disco cargado de mucho riytmin and blues. Ese mismo año apareció oficialmente un disco en vivo y el año 1971 sería el verdadero final.
Morrison se radica en Paris y asqueado de la industria musical se dedica solo a escribir. El 3 de julio de 1971 sus ex compañeros se enteran que Jim fue encontrado muerto en la bañera luego de un cóctel de alcohol y drogas que lo llevaron a su último viaje.Lo último que The Doors había dejado al publico era “L.A. Woman”: el disco que contenía dos de sus canciones más celebres “Riders from the Strong” y ese homenaje a una dama anónima que daría nombre al disco y a la canción Mujer de Los Ángeles.
Después de la muerte de Morrison, los Doors intentaron seguir con otros dos discos que no despertaron demasiado interés en la audiencia. Había pasado el tiempo, ya no estaban en el lugar preciso en el momento adecuado.
Igualmente el tiempo les reservaría un lugar entre los grandes, tanto que luego de más de dos décadas pudimos verlos de gira mundial, claro ya con más aspecto de abuelos que de jóvenes psicodélicos, sin Morrison lógicamente volviendose una especie de homenaje a si mismos y con Ian Asbury, el cantante de The Cult, reemplazándolo de una manera excelente.
Una historia tan breve como intensa: The doors pidió fuego, ardió, se consumió rápido y quedó para siempre en la historia de la música.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: