Andy Warhol s Exploding Plastic Inevitable.. (video)

Título original: "Andy Warhol’s Exploding Plastic Inevitable" (1967)

Cortometraje dirigido por Ronald Nameth; con John Cale, Angus MacLise, Gerard Malanga, Lou Reed, Nico, Ingrid Superstar. Música de The Velvet Underground.

Una pieza musical sobre un concierto de Nico y la Velvet Underground y sobre las potencias formales del cine: los colores, la velocidad, las sobreimpresiones…

Los dos años de relación entre Andy Warhol y la banda The Velvet Underground determinaron de forma significativa la relación entre el arte de vanguardia y la música rock, por eso ocupan un espacio destacado en la historia del mismo. A mediados de los años sesenta, el estudio de artistas conocido como la Factoría (the Factory) se había convertido en el epicentro de la cultura underground de Nueva York; tantos mundos distintos convergieron en la Factoría que sólo fue cuestión de tiempo para que Warhol conociera a The Velvet Underground. Sin embargo la relación de Warhol con la música no era nueva y desde los años 50 colaboraba con el sello especializado en jazz Blue Note diseñando más de 20 portadas de discos para músicos como Johnny Griffin o Kenny Burell. Por otra parte en los sesenta había entablado amistad con varios músicos vanguardistas como La Monte Young y Marian Zazeela, que más tarde trabajó con el futuro componente de The Velvet Underground, John Cale, así como con el artista conceptual Walter De Maria, el cual tocó en una primera formación de la Velvet Underground con John Cale y Lou Reed llamada The Primitives.

Pero según parece fue el asistente personal de Warhol, Gerard Malanga, quien pondría en contacto al artista con The Velvet Underground, cuya música ya presentaba una audaz combinación entre instrumentación experimental y letras sobre los aspectos más sórdidos de los bajos fondos de Nueva York, algo que contrastaba de modo notable con el escapismo pastoril de la generación hippie coetánea.

Las extravagantes danzas improvisadas que Malanga efectuaba acompañado con un látigo en los conciertos de The Velvet impulsaron a Warhol a utilizar a la banda en unos espectáculos multimedia presentados bajo el título Andy Warhol’s Exploding Plastic Inevitable. Enfundado en unos apretados pantalones de cuero negro Malanga fue tambien el inspirador estético de un joven músico de Los Angeles que quedó fascinado con su imagen S&M (sadomasoquista): Jim Morrison, cantante de un grupo nuevo llamado The Doors.

El Exploding Plastic Inevitable tuvo sus comienzos en un evento organizado en 13 de enero de 1966 en una cena para la Sociedad de Nueva York para la psiquiatría clínica. Este evento, llamado "Up-Tight", incluyó las actuaciones de The Velvet Underground y Nico, junto con Malanga y Edie Sedgwick como bailarines.
A veces llamado simplemente Plastic Inevitable, fue una serie de eventos multimedia con actuaciones musicales de The Velvet Underground y Nico, proyecciones de películas de Warhol, y el baile y la actuación de los habituales de la Factory, especialmente la actriz Mary Woronov y Gerard Malanga. El corto de Ronald Nameth fue realizado con las grabaciones de una semana de actuaciones de shows que fueron filmadas en Chicago, Illinois, en 1966.

Tanto para Warhol como para Nameth el EPI es una experiencia, no una idea. El ethos de la vida de estilo pop parece ser sintetizada en este deslumbrante film. Aquí, la forma y el contenido son prácticamente sinónimos, y no hay ningún malentendido con lo que vemos. Es como si la película se hubiera disparado sola y vuelto a montar en una mezcla de fragmentos y prismas. Gerard Malanga e Ingrid Superstar danzan frenéticos con la música de la Velvet Underground mientras que sus imágenes fantasmales se retuercen con creaciones de Warhol que se proyectan en una pantalla detrás.

El aspecto más interesante de la labor Nameth es el uso de la imagen congelada, en generar una sensación de atemporalidad. Stop-motion es literalmente la muerte de la imagen: somos el instante de corte de la ilusión de la vida cinematográfica – la inmediatez de la propuesta – y la imagen se queda relegada al pasado inmóvil, dejando en su lugar un aurea impregna de melancolía. Las fotos del final de Gerard Malanga, sacudiendo la cabeza en cámara lenta y la congelación en varias posiciones, crea una atmósfera fantasmal, un humor intemporal y etéreo que persiste mucho tiempo después mientras las imágenes se desvanecen.

PARTE UNO


PARTE DOS

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: